Estrategia de transparencia y rendición de cuentas ante la emergencia por COVID-19

Publicado por eunice en

Spread the love
Original publicado en Plumaje de Animal Político
Este texto fue escrito por el 
Comité Coordinador de la Alianza para el Gobierno Abierto 
en México y las organizaciones de la sociedad civil 
que lo integran

Si bien en los últimos años nos hemos enfrentado a diversos brotes de virus letales, como la pandemia de gripe H1N1 que comenzó en México en 2009 o la epidemia de ébola en África occidental del 2014 al 2016, la pandemia ocasionada por coronavirus (COVID-19) es una crisis sin precedentes para el mundo contemporáneo. Esta situación representa enormes retos y cambios para los gobiernos, el sector privado y el sector social, tanto a nivel colectivo como individual. Y además de la evidente problemática de salud pública (contagios, atención médica y decesos), la pandemia ha tenido impactos sociales y económicos especialmente para aquellas personas en condiciones de vulnerabilidad, como personas en prisión, en estaciones migratorias y personas con discapacidad.

En este contexto, es deber de los gobiernos actuar con prudencia, responsabilidad y gobernabilidad. Aún más, las democracias están obligadas a rendir cuentas de sus decisiones y acciones incluso en situaciones de emergencia. Por ello, la Alianza para el Gobierno Abierto hizo un llamado a la acción para que sus 78 países integrantes incluyeran como parte integral de sus medidas de mitigación los principios de gobierno abierto ―transparencia, rendición de cuentas, participación e innovación― denominado “Respuesta abierta, recuperación abierta” con el objetivo de fortalecer la confianza entre gobiernos y ciudadanía.

Aunque a nivel de objetivos es fácil coincidir en que es necesaria una respuesta y recuperación abierta frente a la pandemia, los retos son llevar a cabo acciones efectivas para lograrlo. Por ejemplo, que los recursos económicos de que se dispongan se administren con eficacia, eficiencia, economía, transparencia y honradez, para lo cual es indispensable priorizar su uso para alcanzar los objetivos que se consideren más importantes y urgentes. Otro reto es que, ante escenarios de extrema urgencia, resulta un área de oportunidad el generar espacios con multiplicidad de actores para tomar decisiones consensuadas sobre las decisiones públicas. Finalmente un tercero es que ante este tipo de situaciones se debe poner en el centro a la ciudadanía, poniendo a su disposición la información que le permita ejercer sus derechos humanos ante una pandemia, derechos como el de la salud o trabajo.

Este artículo busca hacer un recuento de la creación de un espacio multiactor ―integrado por organizaciones de la sociedad civil e instituciones públicas― en el marco de la Alianza para el Gobierno Abierto con el objetivo de impulsar que las acciones de atención y mitigación de los efectos de la pandemia sean lo más transparente posibles. Para esto, se hace una breve narración de sus antecedentes, su creación y objetivos, y se destaca cómo el subgrupo busca hacer frente a los tres retos identificados más arriba.

Inicio del confinamiento en México derivado del coronavirus COVID-19

El 11 de marzo la Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó que el brote de coronavirus (COVID-19) podía caracterizarse como una pandemia.

Durante ese tiempo, en México, la Alianza para el Gobierno Abierto se encontraba en curso con la implementación de los 13 compromisos del Cuarto Plan de Acción Nacional (4PA). Implementación que en su mayoría se estaba realizando por medio de reuniones de trabajo presenciales entre personas provenientes del gobierno, academia y sociedad civil.

Días más tarde, el 19 de marzo, el Consejo de Salubridad General reconoció como emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor a la epidemia de enfermedad generada por Covid-19, lo que llevó a tomar la decisión de suspender todas las reuniones presenciales para continuar con la implementación de los compromisos del 4PA.

La pandemia nos ha obligado a trabajar desde casa y a utilizar todas las herramientas a nuestro alcance para llevar reuniones a distancia. Esto nos ha permitido mantener la comunicación y la coordinación con decenas de personas servidoras públicas e integrantes de sociedad civil que participan en el 4PA. Pero no sólo se han modificado las formas de trabajo y comunicación, también hemos identificado la necesidad de replantear nuestras prioridades y objetivos ante las nuevas circunstancias.

Creación del subgrupo de Trabajo sobre COVID-19

El gobierno federal ha adoptado una estrategia de transparencia y comunicación para informar diariamente la situación de la pandemia en el país, así como las medidas que se llevan a cabo para atender sus efectos. Al respecto, la Secretaría de Salud cuenta con un sitio web con información sobre el coronavirus y lleva a cabo una conferencia de prensa diaria para informar a la ciudadanía sobre la situación de la enfermedad en nuestro país. Asimismo, se llevan a cabo las Conferencias sobre Programas del Bienestar en las que participan principalmente las Secretarías del Trabajo y Previsión Social y la Secretaría del Bienestar, y se puso a disposición un sitio web con las medidas económicas del gobierno federal para hacer frente a la pandemia.

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) ha impulsado junto con la Secretaría de Salud un micrositio de transparencia proactiva con información pública de utilidad sobre la pandemia de COVID-19. Por su parte, el 12 de mayo de 2020, el Núcleo de las Organizaciones de la Sociedad Civil hizo un llamado al Comité Coordinador para contribuir a la atención de la emergencia, a través de reforzar y mejorar transparencia, información y rendición de cuentas.

En consecuencia, el 18 de mayo de 2020, en el marco del Comité Coordinador de la Alianza para el Gobierno Abierto en México (espacio multiactor, permanente e institucionalizado que lidera el proceso nacional de la Alianza para el Gobierno Abierto) se acordó la creación de un subgrupo para impulsar una estrategia de fortalecimiento y seguimiento de la transparencia y la rendición de cuentas de las acciones de la Administración Pública Federal, tanto en términos de atención a la emergencia sanitaria como de la recuperación económica y social. Con esto se busca no sólo promover la publicación de más información, sino hacerlo de conformidad con criterios de accesibilidad, desde una perspectiva de género, diversidad e inclusión, y de poblaciones en situación de vulnerabilidad.

Importancia y sentido de urgencia

La creación de este subgrupo es un primer paso para destacar que la transparencia y la rendición de cuentas son clave para hacer frente a la pandemia y a sus efectos sociales y económicos. Su importancia radica, en primer lugar, en que cuando existe transparencia, las personas, las empresas y los gobiernos cuentan con mayor información para tomar mejores decisiones. Si bien no se trata de una relación lineal, el acceso a la información es una condición indispensable para eliminar asimetrías de información entre el gobierno y la ciudadanía. Pero no basta con identificar su importancia, se requieren de acciones concretas que lo demuestren, debido a que tanto los gobiernos como las personas necesitan tomar decisiones todos los días. Para ello es necesario que la sociedad tenga acceso a información sobre el estado de la pandemia, sus efectos sociales y económicos, así como de las acciones que las instituciones públicas están efectuando para hacerles frente.

Si bien asumimos su importancia y el sentido de urgencia de fortalecer la transparencia en medio de la pandemia, también consideramos necesario contribuir desde este espacio en cómo hacerlo. Para ello, hace falta contar con herramientas y conocimiento para usarlas.

Participantes en el subgrupo

El subgrupo cuenta con la participación de dos instituciones públicas a cargo de impulsar la transparencia. Por un lado, el INAI que como órgano constitucionalmente autónomo es el encargado de garantizar el derecho de acceso a la información, y por el otro la Secretaría de la Función Pública (Función Pública) que tiene las atribuciones de definir las políticas de gobierno abierto, datos abiertos y transparencia en la gestión pública en la Administración Pública Federal. Estas atribuciones permiten convocar y coordinar la participación de las distintas instituciones públicas que participan en la atención de la pandemia y a sus efectos sociales y económicos.

El subgrupo se nutre con la participación y colaboración de seis organizaciones de la sociedad civil integrantes del NOSC expertas en materia de políticas públicas y transparencia: Causa Natura, Equis Justicia para las Mujeres, Fundar Centro de Análisis e Investigación, Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), México Evalúa Centro de Análisis de Políticas Públicas y Transparencia Mexicana.

Este grupo multiactor contará además con la participación de otras instituciones de la APF. Desde el subgrupo estamos coordinando una estrategia para sumar a las dependencias y entidades de la APF responsables de acciones de atención a COVID-19. Hasta el momento hemos logrado incorporar a la Secretaría de Salud y nos encontramos realizando acercamientos con la Secretaría de Economía y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Gobierno Abierto como plataforma para facilitar la colaboración

A pesar de la complejidad a la que el mundo y nuestro país se enfrentan, es notable que un conjunto de actores diversos han logrado poner en marcha un trabajo colaborativo. Esa es la esencia del gobierno abierto: sumar voluntades, recursos y talentos para hacer frente a retos comunes.

Reconocemos el gran esfuerzo institucional que las dependencias, entidades y personas servidoras públicas han hecho directa o indirectamente para atender la actual crisis sanitaria, económica y social derivada de esta pandemia. No obstante, el objetivo de este subgrupo es sumar, mejorar, reforzar y visibilizar las acciones del gobierno federal, sabiendo que no partimos desde cero. Queremos ser un factor que contribuya a fortalecer la transparencia y el acceso a la información, aportando los recursos y conocimientos con los que contamos.

Como fin último nos hemos planteado articular en un sitio web y facilitar el acceso a toda la información sobre la pandemia, partiendo de los sitios actualmente existentes, así como publicar información sobre el uso y seguimiento de los recursos públicos para prevenir y atender contagios y de las acciones para hacer frente a los efectos económicos y sociales de la pandemia por COVID-19. Para tal efecto, nuestra hoja de ruta es la siguiente:

  1. Sumar a las instituciones responsables de acciones de atención a COVID-19, tanto en la fase de emergencia sanitaria como en la de recuperación económica, en la estrategia de transparencia y rendición de cuentas.
  2. Recopilar información detallada de cada uno de los planes, programas y acciones, recursos y contrataciones de atención a la pandemia por COVID-19 y la respuesta a los efectos económicos y sociales con las instituciones responsables.
  3. Publicar la información recolectada, articularla en un sitio web y facilitar el acceso a toda la información sobre la pandemia, partiendo de los sitios actualmente existentes.

Si bien aún estamos en proceso de implementación de la iniciativa, así como de coordinación y diálogo con distintas instituciones de la APF, los integrantes de este grupo de trabajo COVID-19 estamos convencidos de que esta es una oportunidad para demostrar que los principios de gobierno abierto son más relevantes que nunca para promover espacios de participación activa. Esto sin duda permite fortalecer la democracia y las capacidades del Estado para atender los problemas públicos. Nuestra meta es publicar hacia finales de septiembre de 2020 el primer conjunto de información.

Confiamos en que este esfuerzo multiactor de colaboración entre autoridades públicas y sociedad civil sentará un precedente para la atención oportuna y transparente de situaciones de emergencia a las que en un futuro debamos enfrentarnos como país.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *