Núcleo de Sociedad Civil

¿Qué es y quiénes conforman el Núcleo de la Sociedad Civil?

En agosto de 2011 Secretaría de Función Pública y el IFAI convocaron a once organizaciones de la sociedad civil (OSC), expertas en transparencia, acceso a la información y rendición de cuentas, a ser parte de la Alianza para el Gobierno Abierto. Ocho decidieron sumarse: Artículo 19; Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC); CitiVox (sustituida por, SocialTIC); Cultura Ecológica; Fundar Centro de Análisis e Investigación; Gestión Social y Cooperación (GESOC); Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y Transparencia Mexicana.

 

En febrero de 2015 se decidió ampliar la participación de la sociedad civil y tras una convocatoria pública,  a principios de 2016 se incorporaron al Núcleo dos nuevas organizaciones: Observatorio Nacional Ciudadano y Contraloría Ciudadana para la Rendición de Cuentas.

Las organizaciones del Núcleo, decidieron participar en la Alianza para el Gobierno Abierto, pues vislumbraron un espacio potencial para la exigencia de derechos y participación ciudadana y encontraron una correspondencia directa entre su agenda de trabajo y los objetivos de la Alianza.

El Núcleo de Organizaciones de la Sociedad Civil, se creó como un espacio para establecer una estrategia común ante los Planes de Acción y para tener un grupo cohesionado con un mensaje compartido. Este grupo requiere del trabajo en equipo basado en la confianza y consenso, donde por supuesto se manifiestan diferencias de opinión que se discuten y se resuelven generalmente con éxito.

Se acordó que anualmente cambiaría el rol de Representante del Núcleo de la Sociedad Civil y habría una figura de co-representante que asume la representación al año siguiente. Hasta el momento esta representación ha estado a cargo de: Fundar, Transparencia Mexicana, CIDAC, Artículo 19 y actualmente Cultura Ecológica.

Desde abril de 2017 la representación está a cargo de Cultura Ecológica y la co-representante es Social TIC.

 

Organizaciones integrantes del Núcleo de la Sociedad Civil: 

Artículo 19

CIDAC

Cultura Ecológica

Fundar

Gesoc

IMCO

Contraloría Ciudadana

Observatorio Nacional Mexicano

Social TIC

Transparencia Mexicana

¿Por qué el Núcleo concluyó su participación en el Secretariado Técnico Tripartita?

 

El Núcleo de la Sociedad Civil de la Alianza para el Gobierno Abierto, decidió de manera unánime concluir su participación en el Secretariado Técnico Tripartita tras más de cinco años de trabajo en esta iniciativa por la pérdida de confianza hacia éste y la falta de condiciones de co-creación y diálogo con el Gobierno Federal para continuar dentro del proceso del Tercer Plan de Acción.

Una de las razones que nos llevó a tomar esta decisión, fue la posible participación de diferentes oficinas del Gobierno mexicano en la vigilancia digital ilegal  contra investigadores y defensores de la salud en México. Dos de las instituciones víctimas de este espionaje participaron de manera activa en el compromiso a favor de políticas del combate y prevención de la obesidad del Tercer Plan de Acción y acompañaron al Núcleo en las reuniones con Administración Pública Federal que se han realizado con este propósito desde 2016.

Desde ese momento, las organizaciones que conformamos el Núcleo de la Sociedad Civil de la Alianza para el Gobierno Abierto en nuestro país, hicimos un llamado a nuestras entonces contrapartes en el Secretariado Técnico Tripartita (STT), para que actuaran de manera efectiva conforme a sus atribuciones, en este delicado asunto. Por medio dicho comunicado, se presentó una propuesta al STT para generar un compromiso proactivo en el Tercer Plan de Acción con la finalidad de atender este problema y buscar, a través de los mecanismos propios de la Alianza para el Gobierno Abierto, la puesta en marcha de acciones necesarias para desarrollar una regulación y prácticas que establezcan controles de uso, transparencia y rendición de cuentas sobre acciones de vigilancia en México. Hasta el 23 de mayo de 2017, fecha en la  que el Núcleo anunció su salida del STT, no se había recibido una respuesta pública u oficial por parte de la SFP, la Coordinación de la Estrategia Digital Nacional o el INAI.

Aunado a lo anterior, hay que sumar la actuación de distintas dependencias del Ejecutivo Federal que buscaron disminuir el alcance o modificar sustantivamente los compromisos y líneas de acción que fueron el resultado de un trabajo amplio de co-creación con más de 300 participantes en las jornadas y mesas de trabajo.

Es preciso recordar que la Alianza para el Gobierno Abierto y el Tercer Plan de Acción, son compromisos de Estado y que la participación activa de la sociedad civil en el Secretariado Técnico Tripartita ha sido para definir los compromisos y darles seguimiento en cada plan de acción. El desenlace de los compromisos del 3er Plan de Acción debería estar apegado a lo acordado en las mesas de trabajo. No obstante, tras la salida del Núcleo, las acciones de seguimiento a la implementación de lo establecido en cada compromiso requerirán de amplio escrutinio ciudadano.

¿Cómo se descubrió la vigilancia digital ilegal contra investigadores y defensores de la salud en México, revelada gracias al informe técnico realizado por Citizen Lab?

El 11 de febrero de 2017, el periódico The New York Times publicó la información contenida en un informe técnico elaborado por Citizen Lab, con la ayuda de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSCs) de derechos digitales, SocialTIC y R3D, relativa a la posible participación de diferentes dependencias del Gobierno mexicano en la vigilancia digital ilegal contra investigadores y defensores de la salud en México.

El reporte de CitizenLab valida que los mensajes de texto enviados con la finalidad de infectar a los atacados forman parte de la infraestructura de la empresa de tecnología de cyber-guerra israelí NSO Group, que únicamente le vende a gobiernos, que permite infectar teléfonos móviles con la tecnología de espionaje llamada Pegasus. Este tipo de ataque es similar a aquellos documentados por CitizenLab en contra del defensor de derechos humanos árabe Ahmed Mansoor y el periodista mexicano Rafael Cabrera. México es el país con mayor infraestructura de infección del NSO Group seguido por Emiratos Árabes Unidos y Uzbekistán.